Braquioplastia

Braquioplastia


La braquioplastia es una operación para tratar la flacidez y el exceso de grasa de la cara interna de los brazos. Con el paso de los años o tras haber perdido mucho peso, la piel de los brazos puede dar un aspecto de flacidez. Cuando ésta es pronunciada no existe ningún tratamiento que sea eficaz salvo la cirugía.

Existen 3 grados de defectos del contorno de los brazos:

  • Grado I, en que los cambios son incipientes y suele ser suficiente con una liposucción. Al eliminar el exceso de grasa de la cara interna, la piel se retrae.
  • Grado II, donde ya la flacidez es intermedia. Se suele indicar un estiramiento cutáneo dejando la cicatriz circunscrita a la axila.
  • Grado III, que son casos más avanzados, donde es necesario hacer una cicatriz longitudinal en la cara interna de los brazos hasta el codo.
¿Quién es el candidato ideal para someterse a una braquioplastia?

Cualquier paciente que haya sufrido cambios importantes de peso o que por el paso de los años presente una flacidez cutánea relativamente importante o un acúmulo de grasa localizado en la cara interna de los brazos. Según el grado de afectación se le recomendará una de las tres alternativas. Se intentará indicarle la técnica de menor cicatriz.

Datos sobre el proceso de la operación:

En la primera consulta se le hará un examen de los brazos y le aconsejará la mejor opción para usted. Según sus necesidades se le recomendará extirpar piel o hacer una simple liposucción. La elección se decidirá conjuntamente entre usted y su cirujano.

Después de la intervención quirúrgica, se le colocará una venda compresiva en ambos brazos y se le administrarán analgésicos para que se encuentre bien. Al día siguiente esa venda será substituida por una faja, que deberá llevar durante al menos 2 semanas.

El uso de la faja de forma continuada ayuda que la inflamación inicial vaya remitiendo poco a poco. Los primeros días se deberán evitar ciertas actividades, como conducir o levantar grandes pesos.

Se le hará un tratamiento específico de la cicatriz mediante la aplicación de láminas de silicona durante los primeros dos meses, para que estas evolucionen lo mas rápidamente posible. Al año de la intervención apenas suelen ser perceptibles, sobre todo las que quedan dentro de la axila.

La braquioplastia se puede considerar como una intervención definitiva. Aunque el paciente aumentara de forma notable su peso durante los años posteriores, el aspecto de los brazos permanecerá estable en el tiempo. Así mismo, la cicatriz será cada vez menos apreciable.

Preguntas Frecuentes Sobre Braquioplastia

¿En qué consiste la intervención?
Según el grado de flacidez existen 3 posibles intervenciones: solo liposucción, estirar la piel a través de una incisión oculta en la axila o una incisión en la cara interna del brazo.
¿Se puede hacer solo con liposucción?
Cuando la paciente tiene solo un exceso de grasa y la piel tiene suficiente capacidad de retracción, la liposucción puede ser suficiente.
¿Los resultados son definitivos?
Si la paciente no aumenta ni disminuye notablemente de peso durante los años posteriores, los resultados se pueden considerar como definitivos.
¿Qué tipo de anestesia se emplea?
Solemos hacerlo con anestesia local y sedación monitorizada, de forma ambulatoria.
¿Hay que llevar faja en el postoperatorio?
Durante al menos 2 semanas se ha de llevar de forma permanente una faja compresiva tipo camiseta de manga larga.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal