Cirugía Glúteos

Cirugía de Glúteos

La cirugía de glúteos es una intervención de medicina estética que últimamente está en auge y es muy demandada entre el público femenino y masculino, que quiere lucir un mejor aspecto de sus glúteos.

Ayuda al paciente en operaciones de cirugía de glúteos

Hay varias formas de dar aspecto a los glúteos, además del implante de glúteos y de la elevación de glúteos que os describimos más adelante:

El aumento de glúteos con tejido adiposo propio consiste en hacer una liposucción amplia de todas las áreas del cuerpo donde pueda haber un exceso de grasa (abdomen, cartucheras, muslos, etc) y, previa preparación de esta grasa, reinyectarla en los glúteos mediante cánulas apropiadas. Al ser tejido propio no existe rechazo. El aumento de volumen dependerá de la cantidad de grasa que se pueda inyectar.

Una ventaja de esta técnica es que este tejido adiposo seguirá los aumentos o disminuciones de peso del paciente a lo largo de su vida.

El aumento y elevación de glúteos: Es habitual que los pacientes que desean mejorar el aspecto de sus glúteos precisen simultáneamente un aumento y una elevación o pexia. Ambos procedimientos se realizan en una sola intervención, ya sea mediante el empleo de la propia grasa o con la implantación de una prótesis de silicona. Como siempre en cirugía glútea, todas las cicatrices postoperatorias quedan ocultas en el interior del pliegue interglúteo.

La gluteopexia (elevación) se realiza a través de un abordaje vertical por el pliegue intergluteo, estando la cicatriz oculta en bipedestación.

Durante las primeras 2 semanas del postoperatorio es preciso llevar una faja especial que se adapta debajo de la ropa habitual y que se coloca en el mismo quirófano, pudiendo quitarse cada 2-3 días para su lavado.

Lipoestructura de glúteos: Además de para aumentar el volumen, la grasa glútea puede extraerse de las áreas que sobra y nuevamente reimplantarse en zonas en que sea deficitaria. Si la paciente tiene unos acúmulos grasos en las cartucheras (trocánteres), se realiza una lipoaspiración y preparación de esta grasa para su reinyección en la cara posterior y superior glútea, y así obtener un aspecto de glúteo más elevado y firme.

Como en cualquier técnica de liposucción y lipofilling todas la incisiones son inapreciables, con una rápida recuperación postoperatoria.

Preguntas Frecuentes Sobre La Cirugia De Gluteos

¿En qué consiste la intervención?
Los glúteos se pueden elevar, aumentar de volumen o ambas cosas a la vez. Para aumentarlos existen tres procedimientos: mediante la propia grasa, con prótesis de gel cohesivo o rellenándolos con ácido hialurónico.
La propia grasa para hacer el aumento, ¿de dónde se extrae?
Cuando la paciente tiene suficiente grasa para extraer, recomendamos esta técnica en primer lugar. Mejoramos de esta manera las áreas donantes (cartucheras, muslos, abdomen, etc.) y la receptora (glúteos). Es por ello una mejora completa del contorno corporal.
¿La cicatriz es visible?
Cuando los aumentamos con la propia grasa (lipoescultura) o con ácido hialurónico, las cicatrices son pequeñas incisiones de menos de un centímetro. Cuando queremos elevarlo o aumentarlo con prótesis, la incisión queda oculta en el interior del pliegue interglúteo.
¿En qué consiste el postoperatorio?
Se ha de evitar comprimir la zona glútea durante la primera semana. Se recomienda no sentarse sobre superficies duras, pudiendo apoyarse sobre la cara posterior de los muslos.
¿Hay que llevar faja en el postoperatorio?
Se recomienda una faja médica de compresión durante las primeras 2 semanas del postoperatorio.
¿Qué tipo de anestesia hay que emplear?
Se indica la anestesia general o la anestesia raquídea (epidural) en los casos de aumento con prótesis. Cuando el aumento es con la propia grasa se hace con anestesia local y sedación monitorizada.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal