Incurvación de Pene


Incurvación de pene


El pene incurvado es una anomalía que puede llegar a provocar dificultades durante el coito. Existen dos grupos de causas: congénitas y adquiridas. Entre las congénitas, las más frecuente es una asimetría en el tamaño de los cuerpos cavernosos. Entre las adquiridas la más frecuente es la enfermedad de Peyronie, una placa fibrosa que contrae un cuerpo cavernoso incurvando el pene.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una corrección de una incurvación de pene?

Pacientes de cualquier edad con una incurvación de pene. En los jóvenes suele ser congénita y en pacientes de mayor edad adquirida. Los procedimientos quirúrgicos para su corrección son múltiples: técnica de Nesbit, sutura con parches de diversos materiales e implante de prótesis si hay disfunción eréctil severa asociada.

Datos sobre el proceso de la operación

Las molestias en el pene tras una corrección de incurvación son moderadas. Se le recetarán los analgésicos y antibióticos apropiados. La actividad sexual se podrá iniciar a las 6 semanas de la intervención.

La corrección de incurvación de pene tiene buenos resultados. Las recidivas (recaídas) son raras si la intervención ha sido correctamente indicada y realizada. Si el paciente presenta además disfunción eréctil se podrán tratar simultáneamente ambas patologías.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal