Lifting Facial

Lifting Facial


El lifting facial es una intervención destinada a rejuvenecer la cara y el cuello. El envejecimiento provoca en el rostro unas modificaciones típicas: flacidez cutánea, aplanamiento de los pómulos y las mejillas, descolgamiento de los carrillos (jowls) y papada o exceso de piel en el cuello. Cuando en cualquier parte del cuerpo la piel presenta cierto grado de flacidez no existe otra alternativa tan eficaz como “estirar, cortar y coser”. Los tratamientos no quirúrgicos en ningún caso presentan los resultados tan completos que se consigue con un lifting de cara y cuello.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un lifting facial?

Cualquier persona que tenga flacidez facial y que le gustaría recuperar el aspecto que tenía cuando era más joven. Las edades suelen estar comprendidas entre los 40 y los 70 años, existiendo numerosas excepciones más allá de estos dos extremos. El estado de salud debe ser bueno, no presentando problemas de coagulación sanguínea. Si el paciente es fumador debe dejar el hábito al menos 2 semanas antes y 2 semanas después de la cirugía, ya que el tabaco afecta notablemente a la cicatrización.

Datos sobre el proceso de la operación:

En la primera consulta, se le examinará el rostro y le explicará las diferentes alternativas, incluyendo las no quirúrgicas. Si se opta por realizar un lifting facial, la técnica que solemos recomendar es la SMASectomía, que bajo nuestro punto de vista reúne las ventajas de ser segura y perdurable en el tiempo.

El tipo de anestesia que recomendamos es la local con sedación, ya que entre sus numerosas ventajas evita que aparezcan nauseas durante el postoperatorio que pudieran aumentar la presión venosa facial. Se recomienda permanecer ingresado/a la primera noche del postoperatorio.

Un lifting facial suele durar entre 2 y 3 horas. En muchas ocasiones se realizan simultáneamente otros procedimientos, como blefaroplastia o lifting frontal. Al terminar se le colocará un vendaje suave alrededor de la cabeza y unos pequeños tubos de drenaje a cada lado que se retirarán al día siguiente.

Durante los primeros días, el paciente continuará presentando una sensación de tensión en la cara que será mayor al masticar. Esta sensación es positiva, ya que indica un estiramiento marcado de los tejidos que dará lugar a un resultado que se prolongará en el tiempo.

La inflamación de la cara será menor de lo que cabria esperar, ya que la técnica que empleamos es relativamente poco agresiva y la medicación inflamatoria que le recomendaremos resulta eficaz. Cada día el paciente se encontrará mejor, disminuyendo de forma notable la inflamación. Iniciaremos precozmente un programa de masajes faciales en nuestra clínica por parte de una fisioterapeuta que acelerará el proceso de desinflamación.

Los resultados son muy satisfactorios en la mayoría de los pacientes. La sensación de una cara tersa y rejuvenecida es gratificante, así como la desaparición de los signos de envejecimiento que le molestaban (carrillos caídos, papada, etc.). Estos resultados no son definitivos. Es posible que a los 10 años sea conveniente realizarse un segundo lifting para mantener su aspecto rejuvenecido.

Preguntas Frecuentes Sobre Lifting Facial

¿En qué consiste la intervención?
Mediante mínimas incisiones ocultas en el pelo y alrededor de las orejas, se tensan los músculos (Sistema Músculo-Aponeurótico Superficial), se recolocan los paquetes grasos que han descendido con los años y se estira la piel siguiendo un vector vertical ascendente, que es la clave para obtener un resultado natural.
¿Los resultados son naturales?
Para que el resultado sea natural la dirección del estiramiento (vector) debe ser vertical hacia arriba, en contraposición a la fuerza de la gravedad que es de arriba abajo. Hasta hace unos años, esta intervención se realizaba estirando hacia atrás, lo que podía dar un aspecto “de velocidad”. Durante la consulta inicial, el Dr. Sarmentero le solicitara que le aporte fotos de su juventud que le serán muy útiles durante la intervención.
¿Las cicatrices son visibles?
Tenemos mucho cuidado de ocultar las cicatrices en zonas poco visibles: por dentro y detrás de las orejas, entre el cuero cabelludo, etc. Posteriormente indicamos unos cuidados específicos para que evolucionen adecuadamente y finalmente sean prácticamente inapreciables.
¿Qué tipo de anestesia se necesita?
Actualmente la anestesia que empleamos es local, con sedación monitorizada por el anestesista. Esta comprobado que es la mejor opción para este tipo de intervención.
¿Me tengo que quedar ingresada/o?
Es conveniente permanecer ingresado/a la primera noche del postoperatorio, siendo dada el alta al día siguiente de la intervención. Colocamos unos drenajes que son retirados antes de irse de alta.
¿Cuánto dura el postoperatorio?
La inflamación y las equimosis (moratones) duran entre una y dos semanas, a partir de las cuales habitualmente ya se puede hacer una incorporación laboral y social normal.
¿Los resultados son duraderos?
Con las nuevas técnicas los resultados se prolongan bastante en el tiempo. Es importante mantener unos hábitos saludables (protegerse del Sol, evitar variaciones importantes de peso, etc.) para que el resultado sea aún más longevo. Aunque existen múltiples procedimientos no quirúrgicos para rejuvenecer el rostro, ninguno consigue los resultados tan espectaculares y duraderos que se obtienen con un Lifting.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal