Lifting de Muslos

Lifting de Muslos


El lifting de muslos es una intervención destinada a aquellos pacientes que, por la edad o por pérdidas importantes de peso, presentan una flacidez cutánea moderada o severa en los muslos, sobre todo de su cara interna.

Cuando la piel presenta flacidez el mejor tratamiento es el de “estirar, cortar y coser”, siendo las alternativas no quirúrgicas poco eficaces. Para que la intervención sea un éxito se deben situar las incisiones en los pliegues naturales (ingles, área subglutea, etc.) y que puedan pasar desapercibidas.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un lifting de muslos?

Cualquier paciente que haya sufrido cambios importantes de peso o que por el paso de los años presente una flacidez cutánea relativamente importante. El área que suele estar más afectada es la cara interna de los muslos, siendo a menudo la única zona que precisa ser tratada.

Es habitual realizar esta intervención simultáneamente a otros procedimientos, como liposucción o elevación de glúteos.

Datos sobre el proceso de la operación

Un lifting de muslos suele durar entre 2 y 3 horas. Durante la intervención se dan unos puntos profundos con sutura no reabsorbible para lograr que el resultado perdure en el tiempo y que la cicatriz no sufra tensión. Se deben dar puntos en los tejidos en diferentes planos y que queden bien acoplados.

Al terminar se le colocará en el mismo quirófano una faja de presoterapia desde la cintura hasta la rodilla que deberá llevar de forma permanente durante las 3 primeras semanas, pudiéndosela quitar solo para ducharse. No se suele dejar ningún tipo de drenaje.

El uso de la faja de forma continua ayuda que la inflamación inicial vaya remitiendo poco a poco.

Los primeros días se deberán evitar ciertas actividades, como conducir o dar largos paseos.

Se le hará un tratamiento específico de las cicatrices mediante un gel de silicona durante los primeros dos meses para que estas evolucionen lo mas rápidamente posible. Al año de la intervención suelen ser muy poco perceptibles y disimulables con la ropa interior o el bikini.

Los resultados son satisfactorios en la mayoría de los pacientes. La sensación de una piel de la cara interna de los muslos tersa que ya no está descolgada es gratificante. Muchas pacientes vuelven a emplear de nuevo falda corta después de muchos años al haber recuperado su figura.

Preguntas Frecuentes Sobre Lifting de Muslos

¿En qué consiste la intervención?
Cuando la piel de los muslos (sobre todo la cara interna) está flácida, está indicado el estiramiento a través de una incisión oculta en la ingle.
¿En qué casos está indicado?
En aquellas personas que han perdido mucho peso o bien que con los años han notado una perdida marcada de la elasticidad de la piel a nivel de la cara interna del muslo.
¿Hay que llevar faja en el postoperatorio?
Durante al menos dos semanas es conveniente llevar permanentemente una faja compresiva para disminuir la inflamación y evitar los hematomas.
¿Qué tipo de anestesia hay que emplear?
Habitualmente lo realizamos con anestesia local y sedación monitorizada, de forma ambulatoria. A menudo combinamos esta intervención con otras, como la liposucción.
¿Cuánto dura el postoperatorio?
Durante las primeras semanas se puede notar una sensación de tensión a la altura de la ingle que paulatinamente va desapareciendo. Mientras la paciente lleve la faja se han de evitar las actividades de tipo deportivo.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal