Mini Abdominoplastia


Mini Abdominoplastia


Se denomina mini-abdominoplastia a una técnica menos invasiva que la abdominoplastia clásica, en la que el ombligo no se moviliza y la cicatriz horizontal es más corta.

Está indicada en un porcentaje pequeño de pacientes que tienen debilidad de la pared abdominal inferior, con abombamiento infraumbilical. La piel supraumbilical no se tracciona en esta intervención.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una mini-abdominoplastia?

Pacientes con protuberancia limitada al área infraumbilical, debido a una diástasis (separación) de los músculos rectos anteriores, habitualmente como consecuencia de embarazos previos.

Datos sobre el proceso de la operación:

Durante los primeros días presentará una sensación de tensión en el abdomen debido al estiramiento cutáneo realizado. Esa sensación va remitiendo paulatinamente. Durante las semanas posteriores se le harán tratamientos para acelerar el proceso de desinflamación.

La mayoría de los pacientes se encontrarán bien a los pocos días, pudiendo reanudar su vida social y laboral entre la primera y la segunda semana del postoperatorio.

La mini-abdominoplastia es una intervención cuyos resultados se pueden considerar permanentes. Aunque la paciente en el transcurso de los años incremente de forma notable su peso o incluso se quedara embarazada, se ha comprobado que el abdomen permanece firme.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal