Operación Cambio de Sexo

Operación Cambio de Sexo


Se denomina neovaginoplastia a la transformación de los genitales externos masculinos en femeninos mediante la conversión de los órganos masculinos (prepucio, glande, escroto), en femeninos (vagina, clítoris, labios mayores). Siempre se debe crear una vagina ancha y profunda para que las relaciones sexuales sean normales, así como un aspecto estético lo más parecido a una vagina normal, siendo el neoclítoris un segmento del glande. Durante las relaciones sexuales la neovagina no lubrica espontáneamente, ya que no es mucosa sino piel del pene invertida, debiendo recurrir normalmente a lubricantes durante el coito.

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una neovaginoplastia?

Las pacientes transexuales siempre han tenido el deseo de tener un cuerpo y una identidad sexual completamente femenina. Aunque se pueden hacer otras intervenciones, como el aumento de mama, el cambio se sexo es el paso definitivo para transformarse en una mujer completa.

Las pacientes deberán estar recibiendo al menos durante un año tratamiento hormonal y deberán presentar un informe psicológico que confirme su condición de transexual.

Datos sobre el proceso de la operación de cambio de sexo:

En la primera consulta, le explicará con bastante aproximación los resultados que se pueden obtener. Aunque es una operación compleja el índice de complicaciones es muy bajo, siendo predecible el aspecto que tendrá su vagina en unos meses.

Una intervención de cambio de sexo suele durar unas 4 horas. Al terminar se le colocará un taponamiento vaginal que deberá ocupar completamente su nueva vagina. Este taponamiento bajo ningún motivo se puede extraer antes del 5º día, por lo que durante todo ese tiempo deberá permanecer encamada en el hospital. Llevará una sonda en la vejiga y se encontrará bien, salvo por el hecho de no poder levantarse de la cama.

El quinto día de la intervención se le retirará el taponamiento vaginal. Permanecerá ingresada un día más y se la dará de alta con las instrucciones precisas. A las tres semanas ha de comenzar a autodilatarse la vagina con un dilatador médico específico que se le suministrará. Estas dilataciones deben durar al menos 15 minutos y se deben realizar durante los 6 primeros meses. A las 6 semanas de la intervención podrá comenzar a tener coitos. Los días que haya tenido un coito no precisará dilatarse.

La neovaginoplastia mediante la inversión de la piel del pene presenta buenos resultados de forma consistente. Permite conseguir vaginas anchas y profundas apropiadas para realizar coitos con penes normales. Estéticamente el aspecto que puede alcanzar es muy natural.

Preguntas Frecuentes Sobre la Operación de Cambio de Sexo

¿En qué consiste la intervención de cambio de sexo?
La Neo-Vaginoplastia consiste en crear una vagina lo más natural posible a partir de los tejidos del pene. La piel que envuelve el pene (prepucio) serán las paredes de la vagina y parte del glande conformará el clítoris.
¿Qué tamaño de la vagina se puede conseguir?
Habitualmente conseguimos entre 12 y 14 cm de profundidad y 3-4 de ancho.
¿Cuántos días he de permanecer ingresada en el hospital?
La paciente ingresa 24 horas antes. Tras la intervención (que dura unas 4 horas) permanecerá encamada 5 días y al día siguiente es dada de alta. En total están ingresadas 7 días.
¿En qué consiste el postoperatorio del cambio de sexo?
Durante los 6 meses posteriores a la intervención la paciente debe dilatar la vagina una vez al día durante al menos 15 minutos. Ello se puede realizar con la introducción de un dilatador vaginal o mediante un coito.
¿Cuánto tiempo hay que dejar la medicación hormonal?
La hormonoterapia se debe suspender 4 semanas antes y 4 semanas después de la intervención, para evitar problemas de trombosis venosas.
¿Se mantiene la sensibilidad y la capacidad para conseguir orgasmos?
Según diversos estudios más del 85% de las operadas presentan orgasmos al año de la intervención. Salvo complicaciones, el índice de satisfacción entre las operadas es muy alto.

Para más información sobre la operación de cambio de sexo en Madrid llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal

OPERACIÓN CAMBIO DE SEXO

Cuando una persona con genitales masculinos se siente mujer en su identidad sexual, se está hablando de un proceso de transexualidad, que conviene llevar a cabo de forma radical, es decir, si un hombre se siente mujer pero sigue teniendo genitales masculinos, esa persona no va a sentirse plena ni satisfecha con su vida, necesita cambiarlo.

Es en ese momento donde intervenimos nosotros con la cirugía de cambio de sexo, también llamada neovaginoplastia, ya que se fabrica una vagina donde antes no la había, transformando los genitales masculinos en femeninos, y creando ese espacio femenino que dará la sensación de sentirse una mujer plena a quien nació hombre.

Los órganos masculinos externos se transforman a través de la intervención de cambio de sexo, en órganos femeninos externos. El sentimiento de pertenencia al género femenino es tan fuerte que sin esta operación de cambio de sexo, la paciente sufre mucho y en casi todas las situaciones sociales.

OPERACIÓN CAMBIO DE SEXO: CANDIDATAS PARA LA NEOVAGINOPLASTIA

Todas las pacientes que son transexuales, comenzaron su andadura por el mundo de la cirugía, con un claro deseo de ser mujer, y de tener una identidad sexual totalmente femenina.

Durante todo el año anterior a esta intervención quirúrgica, la mujer debe haber estado tratada con hormonas, y debe haber presentado un informe que confirme la condición de transexual, para que el cambio físico a mujer se haga dentro de los límites psicológicos y legales vigentes en este momento.

Sabiendo esto, no es fácil identificar a aquellas personas que se sientan mujeres encerradas en cuerpos de hombres, ya que suele ser un tema encubierto en nuestra sociedad, y hasta que la persona no da el paso definitivo de operarse y cambiar de sexo, todo lo anterior es un sufrimiento continuo por defender su propia identidad sexual.

En definitiva, la decisión a la hora de plantearse este tipo de operación de cambio de sexo debe ser consciente en todo momento, y por supuesto, totalmente libre, y por parte del equipo médico debe haber expresión plena de los posibles riesgos que esta intervención puede ocasionar en los organismos, que en parte se consideran normales dentro de cualquier cirugía, y de forma concreta, existen adaptaciones del cuerpo a nuevos órganos que requieren de tiempo y paciencia por parte de la paciente.

¿CÓMO SE REALIZA UNA OPERACION DE CAMBIO DE SEXO?

En una primera consulta, y después de haber confirmado que toda la información relativa al cambio de sexo está en conocimiento de la paciente, se procede a explicar con más detalles los pormenores de la operación en sí.

Los resultados que se obtendrán pueden ser diferentes a los que se obtengan, ya que contamos con una teoría que según el caso personal, en la práctica varía de una persona a otra.

Se trata de una intervención compleja, pero las complicaciones que se generan son mínimas, y con antelación se puede predecir el aspecto que tendrá la vagina definitiva de la paciente a lo largo de unos meses.

La duración de la operación de cambio de sexo suele ser de unas 4 horas, en las que se realizan distintos pasos en un orden concreto, y con unos objetivos bien definidos en cada caso.

Esos pasos van en la línea de que hay que transformar los genitales externos masculinos, como el prepucio, el grande y el escroto, en genitales internos y externos femeninos, que son la vagina, el clítoris y los labios mayores.

Algunos detalles de esos pasos los exponemos a continuación, la piel del pene suele servir para recubrir el espacio nuevo que se crea, que es la vagina, y con un trozo de glande y los nervios dorsales del pene, se reconstruye el clítoris. Por otro lado, la uretra se corta hasta la altura de la entrada vaginal. La cirugía de cambio de sexo finaliza con la eliminación de los testículos y el escroto, los cuales se reconstruyen para dar forma a los labios mayores.

Una vez finalizado todo el proceso quirúrgico, se procede a colocar un tapón vaginal que ocupará la nueva vagina por completo, con el fin de que se vaya haciendo hueco dentro, y sobretodo, al principio, las paredes se vayan adaptando a esa nueva forma.

Al menos 5 días debe estar el tapón vaginal en el interior de la mujer, lo cual obliga a mantener ingresada a la paciente y que permanezca encamada, ya que de ponerse de pie existe el riesgo de que el tapón cayese.

La orina se eliminará por una sonda en la vejiga, y bajo ningún concepto la paciente podrá levantarse de la cama, lo cual puede incomodar el proceso de recuperación, pero es totalmente necesario que el tapón haga que las paredes fijen su nueva forma en el interior.

Al quinto día de la intervención, se procederá a retirar el tapón vaginal, pero aún así el ingreso durará hasta el sexto día, momento que se dedica a dar unas instrucciones breves sobre la forma de asumir la nueva situación.

Las dilataciones de la vagina se llevarán a cabo a partir de la tercera semana de la cirugía de cambio de sexo, con un dilatador médico concreto, y con la pauta de que el proceso de dilatación debe hacerse por lo menos de 15 minutos, durante los seis primeros meses tras la intervención.

Una semana después de comenzar con las dilataciones vaginales, se permite la realización de coitos, que liberan del proceso de dilatación con los dilatadores específicos, el mismo día que se haya tenido un coito.

En definitiva, la neovaginoplastia aporta unos resultados excelentes para las pacientes, las cuales se apoyan desde el principio en todo el equipo médico que ha hecho posible que su vagina sea tan válida como la de las mujeres desde el inicio.

El aspecto natural de las vaginas que hemos operado en nuestros centros médico estéticos de Madrid, sirven de referencia para muchas otras pacientes que a día de hoy se están planteando la reafición de ese tipo de intervención de cambio de sexo.

La neovaginoplastia mediante la inversión de la piel del pene presenta buenos resultados de forma consistente. Permite conseguir vaginas anchas y profundas apropiadas para realizar coitos con penes normales. Estéticamente el aspecto que puede alcanzar es muy natural.

Para más información sobre la operación de cambio de sexo en Madrid llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal