Reconstrucción Mamaria

Reconstrucción Mamaria


Las pacientes que se han visto sometidas a una mastectomía, ya sea total o parcial, pueden ser reconstruidas mediante sus propios tejidos (reconstrucción autóloga) o mediante la colocación de un implante (reconstrucción protésica). El Doctor Sarmentero realiza esta intervención, como la de aumento de pecho en Madrid.

¿Quién es la candidata ideal para someterse a una reconstrucción mamaria?

Pacientes mastectomizadas que no estén bajo tratamientos complementarios (radioterapia, quimioterapia).

Cuando la mastectomía es parcial se puede corregir con lipotransferencia de grasa de la propia paciente. Cuando la mastectomía es completa se puede reconstruir con tejido propio (abdomen, espalda) o con una prótesis mamaria.

Otro grupo de pacientes son aquellas que se realizan una mastectomía profiláctica por presentar genéticamente un alto riesgo de cáncer de mama. En estos casos la reconstrucción se hace de forma inmediata.

Para más información sobre reconstrucción mamaria en Madrid llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal

RECONSTRUCCION MAMARIA

El cáncer de mama tiene cierta curación, eliminando el tumor con una operación quirúrgica que se llama mastectomía. Como resultado de esta intervención, la mama o las mamas se ven perjudicadas en su forma, aunque hablando de una enfermedad tal como el cáncer, el aspecto estético no se considera importante a la hora de la mastectomía, es decir, cuanto más tejido afectado se quite, más posibilidades de remisión total tendrá el cáncer.

Respecto a la mastectomía, que como se puede intuir, puede ser parcial o total, supone un estudio por parte del médico profesional, a la hora de hacer la reconstrucción de la mama, y solo se podrá realizar en caso de que la paciente no esté reciñendo tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Sobre estos temas y sus derivados, vamos a explicar aspectos básicos que pueden ayudar a las mujeres en esta situación en la actualidad, a sentirse mejor y más conformes con su cuerpo, sin que la enfermedad permanezca constante en su vida de una forma física y emocional.

RECONSTRUCCION MAMARIA: EL MEJOR MOMENTO

Muchas veces el proceso reconstructivo se puede hacer en el mismo proceso de la mastectomía, que se llama reconstrucción inmediata, o bien, tiempo después, situación en la que estaríamos hablando de una reconstrucción en diferido.

Respecto a lo que supone realizar una reconstrucción mamaria casi al mismo tiempo que una reconstrucción, todo son ventajas, de forma que la reconstrucción inmediata suele ser la primera opción para muchas mujeres que se someten a este tipo de decisiones.

Esta situación supone varias ventajas importantes a tener en cuenta, como puede ser una reducción considerable del balance económico, ya que al someterse a una sola intervención, se ahorra en anestesia, en material quirúrgico, y en trámites administrativos necesarios siempre antes de cualquier operación.

También los resultados estéticos son superiores cuando se realizan ambas operaciones juntas, y en ese mismo sentido, afecta mucho menos al plano psicológico de la mujer que se somete a la intervención.

Lo ideal es que la enfermedad se encuentre en estados poco avanzados, o lo que se suele denominar estadíos 1 y 2 de la enfermedad, para un mejor ajuste en todos los sentidos.

TECNICAS DE RECONSTRUCCION MAMARIA

Al realizar una reconstrucción mamaria existen varias formas de llevarla a cabo, todo dependerá del tipo de paciente de la que se trate, del tipo de mastectomía que presente, y de lo que admita la paciente, tanto a nivel físico como psicológico.

Una de las primeras técnicas que existen es la reconstrucción mamaria con prótesis, en la que la paciente, con el consejo médico pertinente, elige la prótesis más adecuada a sus necesidades.

La otra opción es la reconstrucción mamaria con tejido autólogo, es decir, con colgajos de diferentes partes del cuerpo, donde los más utilizados son el colgajo miocutáneo del recto abdominal transverso, el colgajo del músculo dorsal ancho, el colgajo de glúteo, el colgajo transversal del músculo recto interno, y el colgajo de perforantes de la arteria epigástrica inferior profunda, también llamados DIEP.

En ocasiones, se pueden mezclar ambas técnicas, para complementar las deficiencias que en cada una de ellas pueden resultar, y en general, los resultados de cualquier tipo de técnica son muy buenos, aunque la recuperación completa apenas existe, ya que la reconstrucción mamaria después de una mastectomía implica otra serie de factores anímicos y emocionales, que también hay que tratar con paciencia.

En definitiva, una reconstrucción mamaria será mucho más rápida de solventar, cuando la reconstrucción se realiza una vez que la herida de la mastectomía esta sanada.

Para más información sobre reconstrucción mamaria en Madrid llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal