Resurfacing


Resurfacing


El término Resurfacing facial se aplica a las técnicas orientadas a renovar y mejorar el aspecto de la piel. Se emplea una combinación de diferentes tratamientos (láser, dermoabrasión, tratamientos despigmentantes), lo que mejora los resultados y disminuye los efectos secundarios.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un resurfacing facial?

Paciente con una piel con múltiples manchas por melanina, queratosis, elastosis y arrugas finas. El exceso de exposición solar es la causa principal de estas lesiones.

Datos sobre el proceso de la operación:

Durante los primeros días tras la operación de resurfacing, existe una sensación de tensión facial provocada por la inflamación que ira paulatinamente desapareciendo. No suelen aparecer equimosis (moratones).

El rersurfacing facial es un procedimiento poco agresivo para rejuvenecer la piel el rostro. La sensación de una cara tersa y rejuvenecida, así como la desaparición de otros signos de envejecimiento, suele ser reconfortante. Es conveniente realizar visitas periódicas a su cirujano plástico para comprobar que la evolución es la correcta.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal