Rinoplastia Secundaria


Rinoplastia Secundaria


Se denomina rinoplastia secundaria la que se realiza cuando la rinoplastia primaria no corrigió los defectos que el paciente presentaba o incluso le creó algunos nuevos. Tiene mayor dificultad porque los tejidos presentan una fibrosis como consecuencia de la intervención previa.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una rinoplastia secundaria?

Pacientes que no están satisfechos con los resultados de una rinoplastia primaria. Es recomendable esperar al menos un año desde la intervención anterior, ya que el edema y la inflamación pueden modificar durante ese periodo el aspecto de la nariz.

Datos sobre el proceso de la operación:

En la primera consulta se le hará un examen nasal, tanto externo como interno y le aconsejará la mejor opción. Puede indicarle realizar una rinoplastia abierta o cerrada, en función de sus características.

Una rinoplastia secundaria, al igual que una primaria, suele durar entre 1 y 2 horas. Al terminar se colocan unos tapones en ambas fosas nasales y una férula en el dorso de la nariz.

El dolor postoperatorio en la nariz es moderado. Se le recetarán analgésicos y antiinflamatorios. Puede que tenga los párpados inflamados o amoratados, sobre todo en los casos que precisan osteotomías.

La rinoplastia secundaria presenta habitualmente mayores dificultades que la primaria. Sin embargo, tiene la ventaja de que a menudo solo hay que modificar algunos detalles de la nariz para que el resultado sea óptimo, no precisando realizar una rinoplastia completa. Como en cualquier intervención de estas características, los resultados no se pueden considerar como definitivos hasta pasados unos meses.

Para más información llámenos al 91 434 83 98
y programa su consulta personal