Blefaroplastia: Rejuvenecimiento Periorbitario Integral

Cirugia Mamaria
Prepararse para una cirugía mamaria
17 diciembre, 2019
Aumento de pecho
Aumento Mamario con Mastopexia Periareolar
19 febrero, 2020
blefaroplastia

La Blefaroplastia es el tercer procedimiento quirúrgico más realizado en Cirugía Plástica, tras la liposucción y el aumento mamario. Es, sin duda, el tratamiento más eficaz para rejuvenecer el área periorbitaria, por encima de los tratamientos no quirúrgicos como los inyectables o el láser.

Una gran parte de la población que desea mejorar su aspecto y rejuvenecer su área periorbitaria por diferentes motivos (bolsas en los párpados inferiores, exceso de piel en párpados superiores, etc.), rechazan los procedimientos de tipo quirúrgicodebido a los riesgos de potenciales complicaciones. Sin embargo, los muchos años de experiencia acumulada en las diversas técnicas de rejuvenecimiento periorbitario por parte de la comunidad científica nos proporcionan actualmente unos procedimientos muy seguros y con un alto grado de eficacia.

Son varios los tipos de intervención que han demostrado de forma consistente sus buenos resultados. A continuación analizaremos los más habituales, resaltándose las modificaciones  que han motivado su bajísimo índice de complicaciones o de efectos adversos.

Blefaroplastia superior:  es el procedimiento más frecuente y sencillo. Hasta hace unos años era común la escisión amplia de musculo y grasa. Hoy se considera que la mera resección de piel y un pequeño paquete graso medial es suficiente, manteniendo el volumen del área subciliar. En los casos que presentan ptosis o párpado caído se puede corregir en la misma intervención.

Blefaroplastia inferior: el abordaje transconjuntival es el más seguro para extraer las bolsas (herniación grasa) y mejorar las ojeras (teartrough). Mediante esa técnica el músculo orbicular permanece intacto, lo que evita las retracciones provocadas por una inapropiada cicatrización muscular. Cuando se requiere quitar exceso de piel se hace mediante incisión debajo de las pestañas, cuya cicatriz es inapreciable.

Cantopexia: la laxitud del párpado inferior es un problema común que se incrementa con la edad. Este procedimiento se realiza de forma habitual durante la blefaroplastia inferior. Su objetivo es rejuvenecer la apertura palpebral (almendrándola) y dar un soporte al canto lateral de los párpados.

Lifting ciliar: la elevación de las cejas se puede realizar de forma aisladao simultáneamente durante una Blefaroplastia superior. Hay dos tipos de abordajes: a través del cuero cabelludo (más habitual en mujeres) o de forma directa (en hombres). No es infrecuente que pacientes que acuden por exceso de piel en los párpados superiores precisen este procedimiento más que una blefaroplastia superiorestandar. Es común también su realización en el contexto de un lifting cervico-facial  para rejuvenecimiento completo de la cara.

Lipofilling periorbitario: la pérdida de volumen por atrofia grasa del tercio medio facial, del área temporal (sienes) y de las propias cejas es uno de los signos más característicos del envejecimiento. Darle volumen mediante la inyección de grasa autóloga es un procedimiento simple que se puede hacer de forma aislada o complementaria al resto de intervenciones. La grasa se extrae de áreas donantes (abdomen, muslos), se prepara y se reinyecta mediante finas minicánulas.

Nano-fat: es el último procedimiento incorporado a nuestro portafolio. Consiste en licuar la grasa y obtener de ella los factores del crecimiento que la integran. Es muy eficaz para despigmentar el área infraorbitaria y mejorar las arrugas finas.

Feston y edema malar:  el exceso de piel en el área malar así como el edema marcado en esa área se soluciona de forma eficaz mediante escisión directa, siendo la cicatriz poco relevante en el medio plazo.

boton gluteos