Lipotransferencia: sus formas de uso, ventajas y recomendaciones

¿En qué consiste la lipotransferencia? La respuesta a la figura que buscas

engrosamiento de pene sarmentero 5
Engrosamiento de Pene con Matriz Dérmica Acelular
24 julio, 2018
alargamiento de pene 2
Alargamiento de pene: Preguntas Frecuentes
12 septiembre, 2018
Mostrar todo
lipotransferencia

Como especialistas en cirugía estética en Madrid, sabemos  que la lipotransferencia es el mejor método para recuperar una buena figura. Ponte en manos de los profesionales de nuestra clínica de cirugía estética en Madrid para utilizar el exceso de grasa de algunas zonas de tu cuerpo para embellecer otras zonas.

Lipotransferencia: la cirugía estética más práctica

El lipofilling corporal es una de las mayores innovaciones en cirugía estética. Es la mejor opción si te has planteado hacerte una liposucción  abdominal y un aumento de pecho o glúteos. Un lipofilling es la combinación más innovadora de ambas, con los mejores resultados y con la ventaja de reducir dos intervenciones en una.

¿En qué consiste el lipofilling corporal?

Esta intervención es rápida y segura para ti. Según el volumen de grasa con el que se va a trabajar, la operación será completada entre 90 minutos y 2 horas. La intervención se realizará bajo anestesia local.

Esta cirugía regenerativa consiste en extraer grasa de la zona del cuerpo en la que se quiere hacer la liposucción e implantarla en la zona donde se quiere hacer el aumento.

La grasa se suele extraer del abdomen, las cartucheras o los flancos, mediante minúsculas incisiones 0.5lipotransferencia gluteos cm. Este tejido adiposo es licuado, centrifugado y desinfectado, es decir, tratado según la normativa del SETGRA.

En este tejido graso tratado se escogen las células más jóvenes para reimplantarlas en la zona del cuerpo donde se quiera realizar el aumento, por ejemplo, los glúteos.

Esto se hace para retrasar lo más posible el envejecimiento del tejido, la aparición de celulitis o la caída del tejido. Las células más jóvenes ayudan a mantener el aspecto más estético posible tras la intervención.

Así, la grasa del abdomen se reduce para tener una figura más esbelta, y, en vez de desecharla, se reutiliza para realizar el aumento de pecho o glúteos.

Ventajas respecto a otras intervenciones

La principal ventaja del lipofilling es su doble función: a la vez que se realiza una liposucción en zonas con más acumulación de grasa, se aumenta el volumen de zonas con menos grasa de la que al paciente le gustaría.

Al tratarse de un autoinjerto, la operación es más segura y más rápida que hacer las dos intervenciones por separado.

El cuerpo reconoce el injerto como tejido adiposo propio, por lo que la posibilidad de rechazo es nula. El volumen de reabsorción del injerto autólogo es del 40%, es decir, el volumen de la zona donde se reimplanta la grasa aumenta en un 40%.

El hecho de no usar implantes artificiales no sólo evita el rechazo, sino también los posibles problemas derivados de introducir un cuerpo extraño en el organismo. La grasa tratada es segura y no existe el riesgo de infección.

Que el injerto de grasa sea implantado vivo hace que las células adiposas se regeneren dentro de la zona deseada. Esto hace que los efectos de la intervención no disminuyan ni desaparezcan con el paso del tiempo.

Juntar dos intervenciones en una hace también que el proceso sea mucho más rápido. Lo más lento es el procedimiento de tratar la grasa tras la extracción, pero es un paso necesario para poder reimplantarla.

Es una cirugía en la que apenas existe riesgo de complicaciones. Mientras sea realizada por un profesional cualificado, el riesgo es prácticamente nulo.

Además, las incisiones necesarias para extraer y reintroducir la grasa son tan pequeñas que la cicatrización es rápida y no deja marcas.

Lipotransferencia de glúteos

Es el lipofilling más demandado, junto con el de aumento de pecho. Al enriquecerse la grasa con factores de crecimiento como Puregraft Cytori, se garantiza el correcto desarrollo del tejido adiposo una vez injertado.

Estos compuestos enriquecedores de la grasa hacen que no sólo se aumente el volumen de la zona receptora, sino que, además, se consigue una forma bonita y rejuvenecida.lipotransferencia en glúteos madrid

Así se consigue elevar los glúteos y darles el aspecto joven de las células adiposas recién implantadas. Con una sola intervención se consigue el efecto de no dos, sino tres operaciones: la reducción de grasa abdominal de una liposucción, el aumento de volumen y el levantamiento de los glúteos.

Corrección de asimetrías

Otra aplicación del lipofilling es corregir asimetrías naturales del cuerpo. La zona donde es más corriente ver este tipo de anomalía son los pechos. El cuerpo humano es asimétrico, y es normal presentar alguna diferencia entre el pecho izquierdo y el derecho, en elevación, tamaño o forma.

Esto no debería suponer un problema, pero en casos como el síndrome de Poland, o cuando la asimetría entre los pechos es demasiado notable, el lipofilling es la mejor solución.

En este caso, se extraería grasa abdominal para aumentar el volumen de un pecho y compensarlo; de un pecho para implantarla en el otro y equilibrarlo; o en un punto estratégico del pecho para compensar el levantamiento.

Las facilidades de esta intervención hacen que solucionar cualquier problema de asimetría, ya sea en pechos o glúteos, sea sencillo y rápido.

Tratamiento celulítico

El lipofilling es una intervención que también es muy útil para hacer que el relieve de la piel sea más uniforme.

La celulitis hace que la grasa subcutánea esté mal repartida, dando una sensación de relieve irregular bajo la piel.

button

Reimplantando grasa de otras partes del cuerpo en las zonas afectadas por la celulitis se puede conseguir igualar el aspecto de muslos, cadera o glúteos y eliminar el aspecto antiestético de la celulitis o piel de naranja.

Reconstrucción mamaria

Tras una mastectomía, hay muchas pacientes que optan por colocarse implantes de silicona para devolverle el volumen al pecho. El lipofilling es una buena opción, y más en casos tan delicados.

Basta con extraer grasa de alguna zona en la que haya más acumulación de tejido adiposo, como los glúteos, el abdomen o los muslos, mediante liposucción.

Se puede implantar un molde mamario de tejido vivo de la propia paciente o seleccionar células madre de entre el tejido extraído. Este tipo de células permiten que se forme mayor volumen de tejido a partir de células nuevas.

Mientras que implantar células jóvenes sólo haría que el implante se adaptase y fuese durable, las células madre pueden fabrican muchas más células de tejido adiposo, en este caso, y adoptar la forma de un pecho natural bien implantado.

Este procedimiento reduce el riesgo de infección tras una operación invasiva como la extirpación del pecho; y ofrece un aspecto muy estético, casi natural, para garantizar el bien estar de la paciente.

Lipofilling para eliminar cicatrices

Reinjertar tejido adiposo en cicatrices profundas es una buena manera de disimularlas.

No sólo es útil para disimular el relieve de la cicatriz, sea donde sea, sino que también hace que la piel gane elasticidad. Así se consigue mejorar el aspecto de la cicatriz y acelerar su desaparición.

Otra ventaja de este procedimiento es que el rango de pacientes que pueden acceder a esta intervención se amplía. Para cubrir una cicatriz no hace falta extraer grandes cantidades de grasa, por lo que un paciente sin un exceso remarcable de grasa en el cuerpo también puede hacerse esta intervención sin correr ningún riesgo.

Una solución estética tras la radioterapia

Implantar tejido graso en la piel puede servir de gran ayuda en pacientes que están pasando por un tratamiento de radioterapia. Esta grasa es muy útil para crear una capa protectora bajo la zona que más expuesta queda al tratamiento con radiación.

Esta grasa, además  de proteger las capas internas del organismo, también reduce el impacto de la radioterapialipotransferencia en gluteos - aumento de gluteos en la piel.

La grasa mejora la calidad de tu piel, por lo que la radioterapia ya no es tan dañina. El tejido adiposo reimplantado hace que la piel gane en elasticidad y la hace más resistente a las alteraciones de color.

Además, una piel más fuerte hace que tratamientos tan agresivos como la radioterapia no sean tan dolorosos.

Eliminar arrugas

En estos casos, el lipofilling funciona igual que las inyecciones de Botox, pero con la ventaja de que el material de relleno es puramente natural y extraído del propio paciente.

Este procedimiento consiste en inyectar el tejido adiposo en ciertas regiones faciales. Estas pueden ser zonas de arrugas, como el lateral de los ojos o las comisuras labiales, musculatura caída como los pómulos o la frente, o en zonas generales para dar más luminosidad y firmeza a la piel del rostro.

El resultado de este tipo de lipofilling es muy natural y duradero.

Postoperatorio y cuidados después de la intervención

El proceso de recuperación tras un lipofilling dura una semana, y, aunque los resultados se aprecien inmediatamente, no es hasta pasado un mes de la intervención cuando las células reinjertadas se adaptan completamente a su nueva localización.

Sentir molestias pasadas unas 3 o 4 horas de la operación, parecidas a las agujetas, es completamente normal. El cirujano o doctor de la clínica te recetará algún analgésico suave para paliarlo.

Las incisiones son muy pequeñas y cicatrizarán en seguida, aunque pueden causar pequeños hematomas. Es importante mantener estas zonas cubiertas y no tomar el sol para evitar la hiperpigmentación de los moratones y otras irregularidades.

Es muy importante que guardes reposo durante 48 horas después de la operación, parar evitar inflamaciones u otros problemas.

Es muy improbable que se produzca rechazo en el implante, pero en el remoto caso de que ocurra, la solución es simple: extraer la grasa de la zona receptora y tomar un tratamiento con antibióticos prescritos por el doctor.

Durante los primeros 15 días del postoperatorio, es conveniente llevar una faja elástica que proteja la zona donante. También se recomienda dormir bocarriba y mantener el reposo absoluto hasta que te veas capaz de salir a caminar distancias cortas unas cuatro veces al día.

Puedes ducharte sin ningún problema, aunque te recomendamos que no pases mucho tiempo de pie y que no hagas ejercicio en exceso, especialmente ejercicios de saltos o tablas de piernas.

Durante los tres primeros meses tras la operación, te aconsejamos que no hagas ninguna dieta. Esto podría ayudar a la reabsorción de la grasa recién implantada, lo que disminuiría los efectos de la operación y haría que perdieses el volumen o la tersura deseados.

Otra de nuestras recomendaciones son los drenajes linfáticos. Estos suaves masajes pueden ayudar a calmar las molestias en las zonas de liposucción y de implante, a absorber mejor los líquidos y a expulsar sustancias de desecho.

Tras esta depuración quiropráctica, el implante debería acelerar su curación, al igual que la zona de extracción.

Pasados estos tres meses, los resultados visibles ya son definitivos, y podrás volver a hacer vida completamente normal.

¿Cuándo no es recomendable?

A pesar de todas las ventajas de esta intervención, y de sus posibilidades estéticas, siempre hay un grupo de personas cuya salud les imposibilita recibir según qué tratamientos o intervenciones.

En el caso del lipofilling, no es recomendable si no tienes suficiente grasa sobrante en partes del cuerpo que no sean la receptora. Extraer grasa que no te sobra puede ser muy dañino para el organismo.

Esta operación tampoco es recomendable para mujeres embarazadas o con niños muy pequeños, por el período de lactancia, y menores de edad o niños.

Los fumadores y los alcohólicos pueden favorecer las complicaciones debido al estado del organismo o en el postoperatorio. El tabaco y el alcohol son sustancias altamente contaminantes que pueden hacer que la recuperación tras la operación sea más lenta.lipofilling madrid - lipotransferencia en gluteos

Lo mismo ocurre en el caso de enfermos crónicos no controlados, como ocurre con los enfermos de diabetes, hipertensión o enfermedades coronarias.

Así mismo, si sufres problemas de obesidad es recomendable no implantar la grasa extraída en otras partes de tu cuerpo.

Esto es todo lo que tienes que tener en cuenta si quieres hacerte una lipotransferencia de glúteos, o con cualquier otra finalidad.

Confía en el doctor Sarmentero como clínica de cirugía estética en Madrid

No esperes más para disfrutar de todas las ventajas de una lipotransferencia. En nuestra clínica de cirugía estética en Madrid te atenderemos y te informaremos sin compromiso.

¡Ponte en contacto con nosotras llamando a nuestra línea gratuita! ¡No esperes más para volver a tener la figura ideal!

button