¿Cómo se realiza una rinoplastia?

Aumento de pecho
Aumento Mamario con Mastopexia Periareolar
19 febrero, 2020
Minilifting Facial
¿En qué consiste un Lifting y Minilifting Facial?
11 marzo, 2020
Rinoplastia Precio Madrid

La Rinoplastia es quizás el procedimiento más difícil en Cirugía Plástica Estética. A pesar de ello, es una de las 5 intervenciones más comúnmente realizadas de la Especialidad. En ella hay que tener en cuenta no solo la forma de la nariz, sino la función respiratoria nasal, siendo habitual tener que tratar ambos aspectos en la misma operación.

Durante la primera visita del paciente a la Consulta, el Cirujano Plástico debe valorar diversos aspectos: antecedentes de traumatismos nasales, rinoseptoplastias previas, alergias, rinitis, etc. En la exploración hay que hacer un examen nasal frontal, lateral, basal y de la vía aérea. Se evaluará la presencia de desviación lateral, anchura y prominencia del dorso (giba), proyección y definición de la punta, orificios (narinas) y alas nasales. También es importante analizar el grosor de la piel, que es diferente de un paciente a otro y también en la misma nariz (más fina la piel de la mitad superior que de la punta).

Una vez conocidas las preferencias y las expectativas de cada paciente, se realizan las rutinarias pruebas preoperatorias y se fija una fecha de intervención. El procedimiento se hace habitualmente bajo anestesia general e ingreso hospitalario durante 24 horas.

La primera decisión que se debe tomar es si se realiza Rinoplastia abierta o cerrada. En mi práctica, en 2 de cada 3 ocasiones recomiendo el abordaje abierto. Limito la Rinoplastia cerrada a los casos sencillos, que solo requieran ligeras modificaciones del dorso o de la punta.

La Rinoplastia abierta tiene numerosas ventajas: el cirujano tiene una visión directa de lo que se debe realizar (la piel no se interpone), permite tratar con más precisión los defectos y realizar los diferentes pasos técnicos (suturas, injertos, etc.) y que son prácticamente imposibles de acometer con el abordaje cerrado. Como inconveniente, presenta un edema postoperatorio más prolongado y una pequeña cicatriz en la base de la nariz.

Ya sea mediante el procedimiento abierto o cerrado, los 3 aspectos fundamentales de una Rinoplastia son:

  • Dorso: reducir la giba y la anchura, rectificar las desviaciones, etc.
  • Punta: definir y ajustar la posición, corregir la proyección, reducir las narinas, etc.
  • Fosas nasales: septoplastia, reducir cornetes, ampliar válvulas, etc.

El tratamiento del dorso óseo se realiza actualmente mediante sistema de ultrasonidos o piezoeléctrico.La ventaja es su precisión de corte y la limitación de la inflamación postoperatoria. En el tratamiento de las partes cartilaginosas (punta, tabique, etc.) empleo suturas de PDS, que es un material reabsorbible que no provoca inflamación.

Al finalizar la intervención (1-2 horas), el paciente sale de quirófano con una férula dorsal y un taponamiento endonasal. El taponamiento se retira siempre a las 24 horas y la férula a los 7-8 días, así como todos los puntos de sutura. Durante unos días más llevará el dorso cubierto con unas tiras de Micropore (esparadrapo) para reducir la inflamación postop.

En la Rinoplastia abierta hay una insensibilidad en la punta nasal que puede persistir meses, recuperándose a la par que baja la inflamación y van apareciendo los resultados definitivos.

Rinoplastia